Sin juicio

No permita que las opiniones de otras personas se interpongan en su camino hacia una mejor salud

¿Cómo se siente tener diabetes tipo 2? Por lo general, la respuesta a esa pregunta es sobre síntomas físicos: “Cansado”. “Sediento.” “Hambriento.” Pero tener diabetes también puede producir otros sentimientos: “Juzgado”. “Avergonzado”.

Tener diabetes o prediabetes es más que un desafío físico. También puede ser un desafío social. En un estudio, más del 80% de las personas que viven con diabetes tipo 2 dicen que se sienten juzgadas por otros por tener diabetes tipo 2. Y eso puede hacer que mantenerse saludable sea más difícil. La simple experiencia de que otros lo culpen por su condición de salud se asocia con depresión, puntuaciones más altas de A1C y mayores tasas de complicaciones de la diabetes tipo 2.

Más del 80% de las personas que viven con diabetes tipo 2 dicen que se sienten juzgados por otros por tener diabetes tipo 2.

Las personas que hacen suposiciones perjudiciales sobre la vida con diabetes tipo 2 pueden ser amigos, vecinos, familiares o incluso nosotros mismos. La causa es la desinformación y la falta de comprensión de la enfermedad. El hecho es que la diabetes tipo 2 es causada por una combinación compleja de genética, medio ambiente, biología y estilo de vida. No es causado por un error que cometió. No es culpa nuestra. No pedimos tener prediabetes o diabetes tipo 2. Prevenir o controlar a La Bestia es una parte diaria de nuestras vidas. Nuestro compromiso con una mejor salud es algo de lo que enorgullecerse y ser respetado por los demás.

LO QUE MÁS IMPORTA: APRENDER MÁS CADA DÍA

Si alguna vez se siente juzgado por otros, tómese un momento para reflexionar sobre su propio viaje hacia una mejor salud. Cada día aprenda más sobre nutrición, ejercicio y reducción del estrés. Está descubriendo los pequeños cambios que marcan una gran diferencia en el manejo de la diabetes tipo 2. Reconocer lo lejos que ha llegado ayudará a que las opiniones de los demás sean menos importantes.

Tender la mano a otros, aquellos en quienes confiamos y otras personas que viven con diabetes, puede ayudarnos a mantener el rumbo. Las comunidades en línea, desde grupos de Facebook hasta Beyond Type 2, también pueden ser de gran ayuda. En esas conversaciones en línea, podemos descubrir que la historia de todos es diferente y que todos tienen experiencia y sabiduría para compartir. Hable con su familia y amigos sobre las formas en que pueden ayudarlo a controlar la diabetes mientras cocinan y planifican actividades juntos.

Cuando tenga un buen día comiendo sano y haciendo ejercicio, tómese el tiempo para apreciar su logro. Si tiene un día en el que aumenta el nivel de azúcar en la sangre, no importa. Intente de nuevo mañana.

Debemos tener cuidado de que el juicio de los demás no nos lleve a criticarnos a nosotros mismos. En su lugar, intente animarse. Cuando tenga un buen día comiendo sano y haciendo ejercicio, tómese el tiempo para apreciar su logro. Si tiene un día en el que aumenta el nivel de azúcar en la sangre, no importa. Intente de nuevo mañana.

Y, por cierto, con solo informarse sobre la prediabetes y la diabetes tipo 2, ya está haciendo un gran trabajo. Aprender por qué ocurre la diabetes tipo 2, cómo le afecta y qué puede hacer al respecto es la forma más poderosa de controlar la enfermedad e ignorar a las personas que juzgan.

COMPARTIR CON AMIGOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Artículos Relacionados

¿CUÁL ES SU RIESGO?

Descubra si La Bestia lo está molestando.